Esta pérgola es la guinda para un jardín no muy grande, pero que está bien definido y es cómodo y funcional. Las esquinas de las jardineras son singulares, están redondeadas para evitar la arista. Todo el perímetro está delimitado por bordura en acero corten y hace un perfecto remate que resalta tanto el verde como los colores de las flores. La pérgola está diseñada a medida para el jardín. No hay discontinuidades y está soldada, así se evitan puntos críticos en uniones. Además, lleva iluminación integrada en tubos que conforman la propia estructura. Es una solución elegante y limpia para la dar luz a las veladas más íntimas o sociales.