Acero corten – Intes

 

¿QUÉ ES EL ACERO CORTEN?

El acero corten, es un acero patinable, que se compone de cobre, cromo, níquel y fósforo.

Es un tipo de acero realizado con una composición química que hace que su oxidación tenga unas características particulares. Estas características protegen la pieza realizada con este material frente a la corrosión atmosférica sin perder prácticamente sus características mecánicas.

Por esta razón, los aceros patinables se caracterizan por su muy buena resistencia a la corrosión, gracias a incluir cobre y cromo en su aleación.

acero corten

Básicamente consisten en una aleación de bajo contenido de Carbono (inferior al 0,25%) que, en adición de pequeñas cantidades de Cobre (Cu) Níquel (Ni) y Cromo (Cr). También, expuesto a ciclos de humedad y sequedad, desarrolla una capa de óxido homogénea y de alta adherencia en la superficie del acero expuesto a las condiciones del clima.

Es esta formación, de esta fina capa de oxidación superficial no progresiva y protectora (pátina), la que le otorga resistencias a la corrosión superiores a la de los aceros comunes.

Por esta razón, esta capa superficial, se desarrolla y regenera continuamente y funciona como barrera de protección contra el avance de la corrosión sin demandar revestimientos o protecciones adicionales, dependiendo del ambiente al que está expuesto.

acero corten

¿DONDE SE UTILIZA?

Este tipo de acero debido a su nulo mantenimiento, elegancia, versatilidad, capacidad de adaptación y resistencia.  Además, al poderse utilizar en interiores y exteriores se ha convertido en un material muy utilizado para distintos usos por parte de:

Arquitectos
Escultores
Decoradores
Diseñadores
Ingenieros

Utilizándose en diversos espacios como:

Estructuras
Revestimientos de edificios
Puertas
Vallas urbanas
Luminarias
Mobiliario urbano
Fuentes y jardineras
Pérgolas y un largo etcétera

¿PROBLEMA-SOLUCIÓN?

Pero un problema que suele acompañar a la instalación de éste tipo de material es el contacto con el agua. Principalmente el agua de la lluvia es el arrastre de óxido que ocasiona manchas rojizas en las superficies anexas al acero corten.

Como resultado, estas manchas son muy difíciles de eliminar, sobre todo en materiales porosos, especialmente en hormigón.

La solución para evitarlo es el tratamiento de la oxidación controlada con productos profesionales para el acero corten. Así se consiguen un acabado oxidado envejecido y homogéneo sin afectar a la integridad estructural del metal.

Con este tratamiento se acelera el proceso natural de oxidación del acero corten hasta lograr la tonalidad deseada y se evitará que genere manchas.