“y si este fuera mi último poema, insumiso y triste, raído pero entero, tan solo una palabra escribiría: compañero”.

Mauricio Rosencof

Así despidió Mauricio Rosencof a su compañero Eleuterio Fernández Huidobro.

El Penal del Puerto, que antes fue Convento de la Victoria, y que ha tenido una historia fecunda desde su construcción a principios del siglo XVI por los duques de Medinaceli, hace ahora reparación y justicia hacia tanta represión, injusticia y dolor. Marta Acale, arquitecta, es autora de este monumento realizado en corten, con los nombres de los represaliados cortados a láser y cuya inauguración, sobria, educada y necesaria, tuvo lugar en marzo de 2019.