El aluminio, una pasivación distinta por ser igual.

   En el cobre, el bronce, el acero corten, la oxidación es evidente por tener los óxidos un color distinto al propio del material sin oxidación. Es imposible no advertir el verde de la pátina que adquiere el bronce con la oxidación. En el caso del aluminio, sin embargo, aunque la oxidación ser rápida, no se aprecia. Esto es así porque no adquiere un color distinto. Esa característica del este metal hace que sea muy usado para decoración y para la intemperie.