Este trabajo incluye una historia de amistad, de plenitud y de disfrute. A veces da gusto conocer a los clientes finales y ser consciente de los placeres diarios que puede deparar la vida.

En este trabajo empezamos con boceto de escultora y acabamos dejando la escultura en el concreto lugar que eligieron en un precioso y enorme jardín. Para ello contamos con Los Albertos, unos profesionales con un manejo increíble de la pluma que fueron capaces de salvar un muro enorme para dejar la pieza dentro del jardín, al que el camión no podía acceder. La otra dificultad fue hacer la pieza con unas medidas que no habían contemplado la anchura de la chapa. En este caso eran 8mm, de modo que eran significativos. Hubo que trabajar para solventarlo, pero INTES puede dar servicio de dibujo y ser nuestra ingeniería quien defina del todo los planos.